lunes, 29 de junio de 2015

Siempre en nuestros corazones

Ayer nos dejó mi suegro. Yo no llegué a conocerlo demasiado, pero siempre lo recordaré con una gran sonrisa en la boca y un gran brillo en sus ojos claros.
Era un hombre de aspecto débil, pero ha demostrado que era un gran luchador y de gran fortaleza y carácter.
Ayer fue un día agridulce: Agrio por la pena de perder a un ser querido, pero dulce por saber que ya no sufrirá más. Y es que, es muy triste y desolador ver como alguien a quien quieres y aprecias, se va consumiendo lentamente sin que nada se pueda hacer.
Desde ayer ya descansa y empieza a ser eterno, porque siempre estará en nuestros corazones. A partir de ayer, ya acompaña a nuestros seres queridos que nos habían abonando, y de los que no nos hemos olvidado. Desde aquí os mando un fuerte abrazo a todos.

HASTA SIEMPRE Y NUNCA PIERDAS TU SONRISA!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada